Entrevistas | Crónicas | 09 de septiembre de 2012

Rosa Metal Ceniza. Compañía Olga Pericet

Rosa Metal Ceniza. Compañía Olga Pericet

Olga Pericet presentó ROSA, METAL, CENIZA, su primer espectáculo en solitario, en el Teatro Lope de Vega de Sevilla como marco de gala de la Bienal.

Un espectáculo en solitario, adonde se mezclan todas las facetas de la artista, adonde en difícil distinguir a la persona y a la bailadora que transmite belleza y delicadeza a través de sus clásicas figuras, sus momentos de silencio o sus poéticos detalles. Transita por su baile como por íntimos recuerdos, con un buen manejo de imágenes y mucha teatralidad de expresión. El nombre de la puesta (Rosa de Metal y Ceniza) evoca la femeneidad, la entereza y el resurgir, consagrándose, sin dudas, en una genial artista, pues a partir de aquí, comienza otra Olga, de la cual podemos esperar mucho más.

La transformación es una de las más altas aspiraciones de la danza: lo que se busca es la transformación del intérprete y de su público, existe en ese dejarse llevar por el baile, un afán de estar de en otro estado cuando la danza termina, de liberarse de cualquier carga que uno pudiera estar llevando y de flotar según la guía de la música.

Ese cambio de estado, es una poderosa metáfora que nutre el imaginario de buena parte del baile de hoy y conecta con la aspiración de realizar un arte que trascienda, que sea algo más que un mero divertimento. Se trata entonces de una unión a través de la comunicación, de un escapar de la domesticación de la rutina, para dejar cosas atrás e influir vitalmente tanto en el emisor como en el receptor. Ahí es donde se produce entre ambos, la transformación

En Olga Pericet habitan muchas bailoras, transita diversos estados que nos hacen ver pluralidad de identidades donde sólo hay cambios de estado, ahí la primer transformación. La bailaora se transmuta en bailarina, puede ir de lo más clásico a lo más heterodoxo, del flamenco a lo contemporáneo, de la zapatilla al tacón y, por supuesto, puede ser una bailarina descalza, así, sin más que su cuerpo, su yo más primitivo. Pero tras todos esos estados, tras esas formas diversas, se reconoce una esencia inalterable: su compromiso con la danza flamenca, su búsqueda incansable y rigurosa de espacios donde bailar en el presente. Y, para ella, bailar en el presente es ignorar prejuicios y ataduras estilísticas, transformarse en lo que la pieza pide, lo que el baile y la intérprete necesitan. Por eso, se nos antoja inevitable que Olga Pericet haya apostado por la transformación como metáfora y como columna vertebral de su nuevo espectáculo. La transformación en las diversas formas dancísticas que ya conocemos en ella, pero también transformación como metamorfosis, como una mirada asombrada, dolorosa y feliz a la evidencia de que la vida no puede estarse quieta; que lo quieto es lo muerto; que, como el baile, la vida es puro cambio, metamorfosis permanente.

En torno a esta idea de transformación  Rosa, Metal y Ceniza desarrolla un ramillete de coreografías alrededor de la idea de cambio de estado entre los elementos que enuncia. La artista se va transformando con su propio baile y con su propio cuerpo y transmite, a la vez su propio cambio al espectador, cómplice ahora de la transformación. De la rosa al metal, del metal a la ceniza, de la ceniza a la rosa y viceversa (es una rosa que nace…pasa por todo su esplendor y termina marchitándose…).Aquella imagen evoca la naturaleza femenina: la entereza, la belleza y el resurgir. Utiliza para ello todos los recursos contemporáneos tanto en la puesta en escena como en el guión y pasa por todas las sensaciones y  estados: alegría, tristeza, enamoramiento, seducción, soledad,  muerte, ausencia. El flamenco tiene toda la vida.

Maneja con soltura y profesionalismo lo clásico, moderno o flamenco, intercalando performances de contemporáneo como cuando vuela en bata de cola en los brazos de su compañero, dibujando dulces fusiones, con ella como hilo conductor, no solo desde la puesta sino desde su propia historia, su propia formación, y así quiere mostrarse.

La música comienza con una grabación de Pepe Manchera, continuando con la presencia del Cante y el toque. La acompañan tres cantaores jóvenes pero de trayectoria, Miguel Ortega, Miguel Lavi y José Ángel Carmona que sin duda resalta y se luce cada vez con más intensidad. Javier Patino y Antonia Jiménez en guitarras y música original.

Como artista invitado el bailarín contemporáneo Jesús Caramés, aparece y desaparece en escena como un fantasma de modernas siluetas, evocando amores perdidos, dolores, tristes recuerdos.

Al final, como síntesis, trascendiendo el escenario, el espectador puede irse extasiado, testigo de un caso único, de la metamorfosis natural y maravillosa de una flor, de la evocación y admiración por lo femenino, de la complicidad por ser testigo de los cambios formales pero con la esencia inalterable y finalmente, de la consagración por transformación de una bailaora, en una artista completa. 

 

 

 

Ficha Artística

DIRECCIÓN ARTÍSTICA, COREOGRAFÍA Y BAILE Olga Pericet
DIRECCIÓN ESCÉNICA David Montero
DIRECCIÓN MUSICAL Olga Pericet, David Montero, Compañía
PRODUCCIÓN Olga Pericet
MÚSICA ORIGINAL Antonia Jiménez, Javier Patino
ARREGLO MUSICAL Arcadio Marín
GUITARRAS Antonia Jiménez, Javier Patino
CANTE Miguel Ortega, Miguel Lavi, José Ángel Carmona
PALMAS Jesús Fernández
COLABORACIÓN ESPECIAL AL BAILE Jesús Fernández, Jesús Carames
COLABORACIÓN ESPECIAL EN PIEZA COREOGRÁFICA Marco Flores
DISEÑO DE ILUMINACIÓN Gloria Montesinos
DISEÑO DE SONIDO Kike Seco
DISEÑO DE VESTUARIO Yaiza Pinillos
TALLER DE VESTUARIO Soledad Arenas, Gabriel Besa
ZAPATOS Gallardo
COORDINADORA DE PRODUCCIÓN Ana Carrasco
REGIDOR Y MAQUINISTA Kike Rodríguez
FOTOGRAFÍAS DIRECTO Javier Fergó
FOTOGRAFÍA Y DISEÑO GRÁFICO Palero & Lambán for i-Tek.es

 

 

 

 

 

Por Verónica Merande y Macarena Castaño , para Buenos Aires Flamenco®
Enviada especial, XVII Bienal de Flamenco de Sevilla 2012

Buenos Aires Flamenco ® agradece a: La Bienal de Flamenco de Sevilla. Comunicación, Prensa, Acreditación, Coordinación, Staff y Directivos

 

 

Fotos: "archivo fotográfico de La Bienal. Fotógrafo oficial: Antonio Acedo"

---------------------------------------------------------------------------------------

®de las fotos el autor
®del texto el autor
Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación, por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor

Fuente: Buenos Aires Flamenco ®

http://www.labienal.com

Espacio publicitario