Cartelera | Internacional | 26 de septiembre de 2018

Rafaela Carrasco, Tamara López, Javier Barón, Rubén Olmo y David Coria EL SALÓN DE BAILE Dirección artística: Rafaela Carrasco

Rafaela Carrasco, Tamara López, Javier Barón, Rubén Olmo y David Coria EL SALÓN DE BAILE Dirección artística: Rafaela Carrasco

Hoy hablamos del Flamenco sabiendo que se trata de una de las señas de identidad y expresión artística andaluza con mayor reconocimiento mundial, un gran tesoro cultural y festivo que la UNESCO, en noviembre de 2010, catalogó como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Pero el devenir histórico del flamenco transitó sus comienzos por caminos poco asfaltados. Nacido del pueblo, y con una evidente raíz folclórica, se entregó al público en lugares distintos y con formatos diferentes, aún alejados del reconocimiento de las nobles estancias palaciegas. Desde la mitad del XIX, cuando aún se estaba confeccionando el repertorio y por entonces no se había formalizado el nombre de Flamenco, a los seguidores de este tipo de música y baile nuevo se les solía llamar aficionados al Jaleo y la Juerga gitana.

Durante la fusión entre lo Bolero y lo Flamenco, el Jaleo fue el punto de unión entre las dos expresiones andaluzas de diferente talante artístico. El antiguo Bolero se implementaba con esencias de Jaleo, y Los Salones de Baile sirvieron como punto de encuentro de los diferentes estilos, donde se retroalimentaron eruditamente el uno del otro.

Hoy, Rafaela Carrasco presenta un nuevo espectáculo en el que se evocan los lugares y formatos que siguieron históricamente a las presentaciones públicas que a modo de exhibición –sobre todo para un público extranjero–, se hicieran en las Academias de Baile de los grandes maestros de la época; pero ahora bajo la denominación de ‘Salones de Baile’.

El primero de los Salones de Baile que se recuerda data de 1850 y habla del empresario Miguel de la Barrera*, que publicitaba en los hoteles sevillanos ensayos abiertos al público en su Academia Salón de Baile.

*Un anuncio publicado el 3 de agosto de 1850 en el periódico ‘El Porvenir’, indicaba que “en la acreditada academia que dirige don Manuel de la Barrera, calle Pasión junto al Anfiteatro, hay ensayos públicos extraordinarios de bailes nacionales hoy sábado, al que asistirán todas las discípulas del director y además las mejores boleras de esta ciudad, bailándose la Malagueña, la Redova, el Vito y jaleos de Cádiz”.

Lugares de ensayo abiertos al público, en el que convivieron diferentes géneros y estilos y distintas músicas e instrumentaciones, contribuyendo a la creación y al desarrollo que evolucionaba el cante y el baile flamenco: Academias de baile, Salones de Baile y Cafés de Cante o Cafés Cantantes, se conocieron de la mano de Silverio Franconetti y Aguilar, Miguel de la Barrera, La Campanera, Otero, Antonio el Pintor…, muchos de los que destacaron entre los primeros que presentaban bailes boleros y estilizados flamencos… Eran baile de hombre y de mujer, con palillos, mantón y batas de cola.

En aquellos “Salones de baile” se podía contemplar , El Jaleo de Jerez, El vito, La maja y el Torero, El Jaleo de Sevilla, La soleá de Arcas, El Polo, El Garrotín, Bailes por alegre, Soledades, Tango Americano, Farruca… Y como artífices, a las estrellas más destacadas del firmamento flamenco de la época.

Fue allí, en estos lugares precursores de la difusión del Arte Flamenco, donde se contribuyó a forjar la estética del género gitano y de sus pasos y mudanzas, allí donde los maestros enseñaron su arte contribuyendo a su expansión y reconocimiento internacional, ante la mirada atenta de turistas nacionales y fundamentalmente extranjeros que lo apreciaban singularmente. Allí, donde convivieron la zapatilla con el chapín y el zapato flamenco, en aquellos lugares primigenios que vieron aflamencarse los bailes boleros, donde se estilizaran y academizaran los primeros bailes flamencos con la profesionalización de sus artistas: cantaores y cantaoras, guitarristas, bailaores y bailaoras, con sus cantes toques y bailes, que por su talento y valía ya destacaban en el terreno artístico profesional, mostrándose a un público cada vez más ávido de Arte Flamenco.

El espectáculo, que la Compañía Rafaela Carrasco presenta, comparte el espa- cio musical de una formación flamenca, de “tocadores y guillabaores”, con una orquesta de cámara. La orquesta contará con una formación de once músicos más su director. Se trata de una ocasión excepcional, con estreno mundial en LA BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA, en el que se mostrarán las músicas de los primeros bailes boleros desde la visión del flamenco, y su interacción con la danza contemporánea. Un espacio sin tiempo definido, con reminiscencias de aquel Arte Flamenco en los diferentes años que abarcaron ese simbólico periodo de alrededor de 1840 y 1930, en los que EL SALÓN DE BAILE resultó un resorte precursor del flamenco más actual. La creación musical se compondrá de piezas de finales del siglo XIX y principios del XX, obras de la época revisadas y modificadas —aunque reconocibles en su creación original, en las que se ha procurado plasmar una mirada más fresca y actual.
Al tiempo, se crearán piezas totalmente inéditas, inspiradas en músicas y partituras de los autores más destacados de la época. El grupo de baile contará con cinco “bailadores” de diferentes especialidades dancísticas: Escuela Bolera, Danza Estilizada, Flamenco Estilizado y Bailes Sevillanos, de hombre y de mujer. La coreografía ofrecerá solos de los cinco solistas, además de dúos, tríos y piezas grupales. Una novedosa creación, tanto coreográfica, como musical y escenográfica, que oscilará entre pasado y presente. Inspirados en el contexto de aquellos años pretéritos, pero enriqueciendo la puesta en escena desde la metodología y la técnica más actual. La calidad y el reconocimiento de los artistas aquí reunidos, además de redundar en la variedad ofrecida por los distintos estilos personales de cada uno de ellos, nos ofrecerá una riqueza plástica, visual y sonora, que en conjunto resultará un atractivo espectáculo, de formato muy particular, presentado en nuestro peculiar homenaje a «EL SALÓN DE BAILE».

 

PROGRAMA

El programa, debido a la pericia de la directora Carrasco, se compondrá de los siguientes números:

1- Sevillanas (a petición) por las mismas parejas.

2- La joven Tamara López, se lucirá con garbo y delicadeza bailando Seguidilla y Fandango, acompañada de la orquesta Bética de Cámara, dirigida por el maestro Manuel Busto.

3- Soleares del maestro Arcas, interpretadas por la misma señorita López que ahora hará pareja de baile con el afamado Rubén Olmo, acompañados a la guitarra por los maestros Torres y Campallo.

4- El bailador Javier Barón, que según parece baila con mucho estilo y arte tanto por la escuela flamenca, (y no de pintura) como en los graciosos bailes nacionales, ejecutará un baile por Soledades.

5- En este retablo de lo chipén, resonarán el taconeo y los hondos cantares de los flamencos más afamados interpretando El Polo del maestro Ocón.

6- La orquesta sonará con suma perfección tocando una serie de Miniaturas Boleras: el Jaleo de Jerez, el Vito, el Olé de la Curra, los Panaderos de la Flamenca y la Cachucha, que los ejecutará el cuadro de baile.

7- Es la hora bruja en que los duendes de Sevilla han saltado a las guitarras de Torres y Campallo, han rodeado a los cantadores Campos y Ortega y les han hundido en el profundo sentimiento de la Malagueña.

8- Baile por Giliana, que interpretarán las virtuosas Rafaela Carrasco y Tamara López y que se harán aplaudir ruidosamente.

9- Un baile que seguro será objeto de un caluroso recibimiento de la concurrencia y que complacerá a todos, interpretado por el magnífico bailador David Coria, y los guillabaores Campos y Reyes. Es el baile por Alegre.

10- La orquesta nos deleitará con una pieza a cargo de la dirección de Busto y acompañado por la voz prodigiosa de Miguel Ortega.

11-Zapateado ejecutado por Olmo, maestro en eso de taconearse y que se adueñará del Salón, acompañado de la orquesta y los tocadores de guitarra Jesús Torres y Juan Campallo.
12- La velada resultará agradabilísima con la linda señorita Rafaela Carrasco luciéndose en el número de baile por Garrotín, que seguro será del agrado de todos.

FICHA ARTÍSTICA

 

DIRECCIÓN ARTÍSTICA Y COREOGRAFÍA | Rafaela Carrasco

DIRECCIÓN MUSICAL / COMPOSITOR | Jesús Torres

DIRECCIÓN ORQUESTA / COMPOSITOR | Manuel Busto

DIRECTOR DE ORQUESTA ASISTENTE | José María Herrera Rodríguez, Orquesta Bética de Cámara

COMPOSITOR MUSICAL | Juan Campallo

ASISTENTE DE DIRECCIÓN Y COREOGRAFÍA | David Coria

COLABORACIÓN COREOGRÁFICA | Giliana: Rocio Coral

VOZ EN OFF | Jesús Vigorra

SOLISTAS | Javier Barón, Rubén Olmo, David Coria, Tamara López, Rafaela Carrasco

GUITARRA | Jesús Torres, Juan Campallo

CANTE | Antonio Campos, Miguel Ortega, Jonatan Reyes

DISEÑO DE ILUMINACIÓN Y ESPACIO ESCÉNICO | Gloria Montesinos (A.a.i.)

AUDIOVISUALES | Tama Visuales

ASESORAMIENTO VESTUARIO | Blanco y Belmonte

ESPACIO SONORO | Ángel Olalla

MAQUINARIA Y REGIDURÍA | Óscar Alonso “Rusti”

COLABORACIÓN ESPECIAL | Roberto Garrudo

DIRECTOR DE PRODUCCIÓN | Alejandro Salade

UNA PRODUCCIÓN DE | Rafaela Carrasco

CON LA COLABORACIÓN DE | Teatro Nacional de Chaillot

DISTRIBUCIÓN | Emilia Yagüe Producciones S.L.U.

AGRADECIMIENTO ESPECIAL | Marta Carrasco, Manuel Martín Martín

AGRADECIMIENTO | Ballet Nacional de España, Ballet Flamenco de Andalucía, Centro Andaluz de Danza (CAD), Conservatorio Profesional de Danza “Antonio Ruiz Soler”.

RAFAELA CARRASCO 

La coreógrafa y bailaora Rafaela Carrasco es una destacada figura del flamenco desde que en 2002 creara su propia compañía, marcada por fructíferas colaboraciones artísticas, tras ganar ese mismo año los principales premios en el XI Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco.
En su trayectoria destaca su perfil de bailaora y, sobre todo, el de coreógrafa. Desde sus comienzos ha querido repensar, investigar y personalizar el flamenco. Aventurarse. Su objetivo profesional ha sido crear una visión propia de la danza: cálida, elaborada, conceptual, y concebida para un cuerpo de baile en un espacio escénico.
Elaborar el flamenco. Actualizarlo. Para ello, ha absorbido conocimientos de otras disciplinas dancísticas, sin abandonar la raíz flamenca, realizando un camino de ida y vuelta personalísimo en su vivencia y expresión del baile.
Carrasco es una gran conocedora de la danza española y el flamenco, gracias a sus dos grandes maestros: Matilde Coral, con quien aprendió la disciplina, la técnica y la pasión por la danza, y Mario Maya, quien le ofreció su primera oportunidad profesional y con quien descubrió los escenarios. Primero, en la Compañía de Mario Maya y posteriormen- te, en la Compañía Andaluza de Danza.

Rafaela deja Sevilla para aterrizar en Madrid en 1996 y desde entonces ha trabajado con prestigiosas compañías y figuras: Belén Maya, Israel Galván, Javier Barón, Adrián Galia, Rafael Amargo, Ricardo Franco, Teresa Nieto, Ramón Oller, Antonio Canales, Farruquito, Duquende, Chicuelo o Merche Esmeralda, entre otros.
La bailaora y coreógrafa se presenta también como destacada profesora en importan- tes escuelas, como la de Amor de Dios en Madrid, el Centro Flamenco de Estudios Escéni- cos de Granada o el Festival de Jerez, impartiendo cursos internacionales, y como profe- sora de metodología y didáctica del flamenco en el Conservatorio Superior de Danza de Madrid “María de Ávila”. Es, ante todo, una artista generosa y aventurera.
Premios y reconocimientos:
Giraldillo a la Mejor Coreografía y Premio de la Prensa, por su espectáculo Vamos al tiroteo. “Premio de la Cultura” en la categoría de Danza otorgado por la comunidad de Madrid (2010). Giraldillo “Premio Especial del Jurado” por su labor como Directora Artística de la Gala Clausura La punta y la raíz. Un paso por el baile de Sevilla. Giraldillo al Mejor Espectáculo por Imágenes. 20 años de Ballet Flamenco de Andalucía. “Premio de la crítica” Festival Flamenco de Jerez 2018 por “Nacida sombra”.

 

TAMARA LÓPEZ 

Montilla (Córdoba) 1978. Comienza sus estudios en danza con seis años en diversas disciplinas, obteniendo matrícula de honor por la Royal
Academy Of Dance. En 1998, licenciatura de Danza Española y Clásica en los conservatorios de Sevilla y Málaga. Amplía sus estudios, con el maestro Manolo Marín. Trabaja con los maestros Javier Latorre, Manolete, Merche Esmeralda, Belén Maya, Víctor Ullate y Ramón Oller entre otros. En 2000 dirigida por Aida Gómez, doce años en el Ballet Nacional de España, destacando: “Danza y Tronio” de Marienma, “Concierto de Aranjuez” de Pilar López, “Cambalache” de Antonio Canales o “La Leyenda” de José Antonio como solista. Primera bailarina en “Medea” de José Granero, “Fuenteovejuna” de Antonio Gades, “Claro de Luna” de José Antonio, el “Loco” de Javier Latorre. En el Ballet Nacional trabaja con maestros ilustres como: Teresa Nieto, Juanjo Linares, Alberto Lorca, Pilar López, José Granero y Antonio Gades.

En el año 2004 interviene como artista invitada en el “Adelaide Dance Festival” de Australia.
En 2009 es invitada por Shoji Kojima para participar en la dirección y coordinación de “La celestina”, coreografía de Javier Latorre y música del guitarrista flamenco Chicuelo. Estrenada en “Le Theatre Ginza” es considerada por algunos críticos como la mejor obra de danza en Japón en el siglo XXI.

En 2012 participa como solista en “La Otra Piel” en la Bienal de Sevilla y en el Festi- val de Jerez.
En 2013 es invitada a participar en “Las Santas de Zurbarán” de Eva Yerbabuena. Y por Aida Gómez en la “Gala Estrellas de la Danza” de Pozuelo De Alarcón.
Ha compartido escenario con Manolo Sanlúcar, Juan Manuel Cañizares, Juan Gómez “Chicuelo”, José Antonio Rodríguez, Chano Domínguez, Esperanza Fer- nández y Josep Pons entre otros.
Como Maestra ha sido invitada del Ballet Nacional de Japón, y ha impartido numerosos cursos de Danza Española y Flamenco en diversas ciudades del mundo como Londres, Chicago, Bangkok, Moscú y Atenas, y ahora dirige su propia aca- demia “flamencodanza estudio” en Sevilla.

 

JAVIER BARÓN 

Premio Nacional de Danza 2008. Nace en Alcalá de Guadaíra y comienza su andadura profesional en las compañías de Luisillo, Rafael de Córdova, Ciro y Rafael Aguilar, hasta su ingreso –1981- en el Ballet Nacional de España.
En 1980 obtiene el Premio Gente Joven de RTVE, y en 1988 el Premio Giraldillo del Baile en la Bienal de Sevilla.
Participa en distintos proyectos colaborando con destaca- dos artistas flamencos e interviene en las obras discográficas ‘Cantaora’ de Carmen Linares y ‘Flamencos en Nueva York’ de Gerardo Núñez. Tras la obtención del Giraldillo se afirma en su posición de primera figura de la danza flamenca contemporánea.
En 1996 dirige el primer taller de Creación en el Centro Andaluz de Danza (CAD). Al año siguiente forma la Compañía que lleva su nombre y estrena —con la colaboración especial de Ramón Oller— el espectáculo El Pájaro Negro en el Teatro Central de Sevilla. Desde entonces su capaci- dad creativa no ha parado de florecer y al estreno en la capital hispalense le han sucedido las obras: – Sólo por arte, 1998. – Baile de Hierro, Baile de Bronce, 2000. – Dime, 2002. – Notas al pie, 2004. – Dos voces para un baile, 2006. – Meridiana, 2007. – Vaivenes, 2010. – En clave de 6, 2013. – Encuentro en el Baluarte, 2015. – Inmanencia, 2016.

Presenta en los teatros más importantes del mundo: City Center de Nueva York, Lisner Auditorium Washington, Sadler’s Wells de Londres, Teatro Chaillot de Paris, Teatro del Canal de Madrid, Van- couver Playhouse Theatre en Canada, etc. Cabe destacar el espectáculo ‘Dime’, la obra más premiada en la Bienal de Flamenco de Sevilla de 2002.
En febrero de 2007 ha estrenado, en el XI Festival de Jerez, la obra Meridiana, otro giro de tuerca en su exitosa trayectoria artística que se ha visto refrendada, una vez más, con la obtención del Giraldillo a la Maestría, un prestigioso galardón concedido por la Bienal de Flamenco de Sevilla.
Galardonado por la crítica especializada con el Premio Flamenco Hoy 2008 al mejor bailaor del año.
En 2010 estrena, en la Bienal de Flamenco de Sevilla, la obra ‘Vaivenes’. En febrero de 2013, en el marco del Festival de Jerez, estrena, junto con Esperanza Fernández y Manolo Franco, ‘En clave de 6’ y en mayo de 2015, inaugura la Torre de Don Fadrique en Sevilla con su última creación, ‘Encuentro en la Baluarte’.
En 2016 estrena, en la Bienal de Flamenco de Sevilla la obra ‘Inmanencia’, junto con Rafael Cam- pallo y Alberto Sellés.

 

RUBÉN OLMO 

Sevilla, 1980. Premio Nacional de Danza 2015. Licenciado en danza española y clásica por el Conservatorio de Sevilla. Rubén Olmo es en la actualidad un coreógrafo, director e intérprete referente de la danza española. Como intérprete, a los catorce años, entra a formar parte del primer taller coreográfico de la Compañía Andaluza de Danza, dirigida por María Pagés. En 1996 ingresa en la Compañía de Javier Barón y se traslada a Madrid para estudiar con Rosa Naranjo, Carmina Ocaña y Aída Gómez. Con el espectáculo Estamos solos entra a formar parte de la Compañía de Danza Española de Aída Gómez como bailarín solista. Y en 1998 participa en la producción del Teatro de la Zarzuela, El barberillo de Lavapiés, con coreografía de Ramón Oller. En marzo de 1998 ingresa en el Ballet Nacional de España (BNE), dirigido por Aída Gómez, con el que estrena, en el Teatro Real, Luz de Alma, con coreografía de Javier Latorre, y La Celestina -en el papel de Calisto- coreografiada por Ramón Oller, dirección escénica de Adolfo Marsillach. Al año siguiente es bailarín solista e interpreta Poeta, coreografiado por Javier Latorre, donde interpreta el papel del poeta; Carmen, de José Antonio Ruiz, en el papel de Don José; Ritmos, de Alberto Lorca; Oripando (Farruca), de Israel Galván y Grito (Alegrías) de Antonio Canales. En abril del 2002 deja el BNE y pasa a formar parte de la Compañía de Eva la Yerbabuena.

En 2003 presenta la coreografía Érase una vez que era, en el Certamen de Danza Española y Flamenco de Madrid, en el que es galardonado con el Tercer Premio y el Premio del Público. Forma parte de la Compañía Metros, dirigida por Ramón Oller y en 2005 trabaja para la compañía de Rafael Amargo, donde desempeña el papel de primer bailarín, repetidor coreográfico, coreógrafo y adjunto dirección en los espectáculos Enramblao, D.Q. pasajero en tránsito, Poeta en Nueva York y El amor brujo. Colabora como coreógrafo en el espectáculo de Antonio Najarro Jazzing flamenco (2008), creando una pieza para la compañía y un solo para el propio Antonio Najarro.
En 2010, con su propia compañía, estrena Tranquilo alboroto y recibe el Premio Giraldillo de Oro al mejor coreógrafo, en la XVI Bienal de Flamenco de Sevilla. Ese mismo año colabora como coreógrafo con Isabel Bayón, en el espectáculo En la horma de sus zapatos y con José Porcel en Moralejas.
Como director artístico del Ballet Flamenco de Andalucía (cargo que ocupa hasta 2012) crea Llanto por Ignacio Sanchez Mejía y Metáfora. En 2014 estrena el espectáculo La tentación de Poe, en el Teatro Central de Sevilla.
Actualmente trabaja como maestro en el CAD (Centro Andaluz de Danza) y como coreógrafo en su taller coreográfico. Ha colaborado en la creación del espectáculo Marismas, estrenado en 2015 en el Festival de Jerez, y en Buscando a Carmen (Taller coreográfico que cierra del curso académico 2015 del CAD) donde presentó su coreografía Casta y bravura.

 

DAVID CORIA

Sevilla en 1983. Formado con maestros como Paco Fabra, Lola Mesa, Aurora Bosh, José Granero, Juana Amaya, Aída Gómez, José Antonio, Carlos Robles, Ana María Bueno, Eva La Yerbabuena, Belén Fernández. Formación en el Conservatorio Profesional de Danza de Sevilla. Seleccionado en 1998 para el “Taller Flamenco” de la Compañía Andaluza de Danza de José Antonio. En 1999, actúa en el espectáculo “Puntales” de Antonio “el Pipa”, con Juana “la del Pipa”, Milagros Mengíbar y María del Mar Moreno. En 2000 la compañía de Aída Gómez, y participa en la película de
Carlos Saura “Salomé”. En 2001, Ballet Nacional de España bajo las direcciones de Elvira Andrés, y posteriormente de José Antonio: “Medea” de José Granero, “Danza y Tronío” de Marienma, “Fuenteovejuna” de Antonio Gades, “Concierto de Aranjuez” de Pilar López, y papeles de solista en “Ilusiones F.M.” de María Pagès, “La Leyenda” y “Café de Chinitas” de José Antonio. Ha colaborado con las compañías “Dos por medio” Estévez & Paños, Cía. Rubén Olmo, en la compañía flamen- ca de Rocío Molina, y coreógrafo y bailarín en la compañía de Rafaela Carrasco en el espectáculo de “150 gramos de pensamientos”, “Con la música a otra parte” y “Vamos al tiroteo”, galardonado por la Bienal de Sevilla del 2008 como mejor coreografía. Profesor invitado en el Conservatorio Superior de Danza de Madrid “María de Ávila”, y coreógrafo invitado por “La Real”, compañía asociada al Real Conservatorio Profesional de Danza de Madrid “Marienma”.

En 2010 “Mejor bailarín del Año” por la revista alemana TANZ especializada en danza. En 2016 premio Academia Artes Escénicas de Andalucía, mejor intérprete masculino en danza flamenca.
En 2013 Primer Bailarín, Repetidor y Coreógrafo del Ballet Flamenco de Andalucía, bajo la dirección de Rafaela Carrasco.
Sus producciones propias son: “Momentos” estrenada en “Danza en la Villa”. “Espiral” Festival de Jerez. “Convivencia” junto a Ana Morales en el ciclo BBK de Bilbao. “El Encuentro” en el XXI Festival de Flamenco de Jerez en 2017. “Entrelíneas” Festival Ibérica Contemporánea, México 2016.
Coreografía y dirección de: “El salón de los Pasos Perdidos” de Ana Morales, 2015, ciclo “Septiembre es Flamenco” de Sevilla. “Una mirada lenta” de Ana Morales, 2016. “Mosai- co” de la compañía suiza Flamencos en Route, 2017. “La Tourneé” de Andrés Peña y Pilar Ogalla, 2018 Festival de Jerez. “Nacer para morir” de lAdela Campallo, 2018 Festival SUMA Flamenca de Madrid.
+ INFO : labienal.com

Buenos Aires Flamenco ® agradece a: La Bienal de Flamenco de Sevilla. Comunicación, Prensa,Coordinación, Staff y Directivos
Fotos: "Archivo fotográfico de La Bienal. Fotógrafo oficial.

® del texto el autor
® de la foto el autor

 

Fuente: La Bienal de Flamenco de Sevilla

Espacio publicitario