Novedades | 29 de julio de 2012

Primera Bienal de Flamenco de Sevilla 1980.

Primera Bienal de Flamenco de Sevilla 1980.Cartel de Joaquín Sáenz.

La primera Bienal es un proyecto que nace de la misma Comisión que un año antes, en mayo de 1979, había organizado en Sevilla el Congreso de Actividades Flamencas, que si bien había nacido de la Federación Provincial de Sevilla de Entidades Flamencas, se conformó abriéndose a la participación de otras personalidades del mundo de la cultura, de la política y de la afición.

Para la puesta en marcha del proyecto se creó un Patronato con igualdad de miembros del Ayuntamiento sevillano y de la Federación de Peñas. Y, aunque el primer acto público tuviera lugar el 27 de marzo de 1980, con el “Manifiesto de la Bienal” pronunciado en el Salón del Almirante de los Reales Alcázares, por José Luis Ortiz Nuevo, su director y, a la sazón, Delegado de Cultura y Fiestas Mayores del Ayuntamiento hispalense, manifiesto que contó con el complemento de un hermoso recital de piano del llorado Pepe Romero; la verdad es que esta primera Bienal se celebró entre los días 6 y el 21 de abril, periodo comprendido entre Semana Santa y Feria. El cartel anunciador era de Joaquín Sáenz.

 

El cartel de la primer Bienal de Arte Flamenco 1980, autor Joaquín Sáenz.

 

El 7 de abril, el poeta granadino de la generación del 27, Luis Rosales, pronunciaría en el Teatro Lope de Vega el Pregón de la Bienal, para dar paso a una serie de actos que pretendían desde el primer instante vincular a la Bienal con el mundo de las Bellas Artes plásticas, del teatro, del cine, de la música, de la poesía sí, en esta primera edición se cuenta con un Concierto de la Orquesta Bética Filarmónica de Sevilla que, dirigida por Luis Izquierdo, interpreta obras de Falla, de Turina y de Mariani. Un espectáculo de Manuela Vargas, Andalucía Flamenca y otro de Mario Maya Musical Jondo, en la sala San Hermenegildo, junto a las actuaciones de Enrique el Cojo, Chano Lobato, El Nano, Tía Juana la del Pipa, Rafael Romero “El Gallina” y Rosita Durán en cuya compañía venía además un gran cantaor “paraeño” cuyo descubrimiento para la afición como gran intérprete de soleares y seguiriyas, tuvo lugar en esta primera edición de la Bienal y que respondía al nombre de Miguel Vargas, tan grande de cuerpo como de bondad y de autenticidad cantaora.

Estos fueron los complementos jondos del I Giraldillo del Cante, cuyo desarrollo tuvo lugar entre los días 15, 16 y 17 de abril, en el Lope de Vega y con lleno absoluto los tres días. Recordemos que los artistas participantes fueron seleccionados por 63 peñas de las que 51 fueron andaluzas y 12 del resto de España. De las andaluzas 18 fueron de Sevilla, 15 de Córdoba, 1 de Málaga, 1 de Jaén, 7 de Huelva, 2 de Almería, 3 de Granada y 4 de Cádiz.

Los seleccionados fueron Fosforito, Menese, Lebrijano, Luis de Córdoba, Curro Malena y José de la Tomasa. Se exigían doce cantes como prueba de dominio enciclopédico del cante y como puede observarse fácilmente faltaban nombres importantes como el de Camarón de la Isla. Lebrijano renunció a participar y su lugar lo ocupó el siguiente en la lista, Calixto Sánchez, quién, a la postre, sería el triunfador

bsoluto y el que se haría con el precioso trofeo del Giraldillo, obra del orfebre sevillano Fernando Marmolejo.

Como actividades paralelas, una Exposición de Artes Plásticas en el Museo Provincial de Bellas artes, Conferencias de Manuel Barrios, Félix Grande, José Monleón, Antonio García Barbeito y Alberto García Ulecia. Mesas redondas con representantes de los Medios de Comunicación: L.V.G., Radio Popular, Radio Sevilla, A.B.C., Suroeste y El Correo.

Un premio de ensayo con publicación de la obra ganadora: “Pueblo y política del Cante Jondo” del poeta jiennense Manuel Urbano, y del accésit “Origen, evolución y morfología del baile por sevillanas” de la profesora malagueña, Concepción Carretero Munita.

Se convocó un certamen poético y se publicarón las obras ganadoras bajo el título de “Coplas y Fotografías del Flamenco”, así como también “Antología de las Sevillanas” de Aurelio Verde.

Si nos hemos extendido en la crónica de esta primera Bienal ha sido simplemente para dejar constancia que, desde su origen, la Bienal aspiraba a ser algo más que un un Concurso.

 

                                                                                                           

 

 

                                                                                                                                                    Buenos Aires Flamenco ® agradece a: labienal

Fuente: La Bienal de Flamenco de Sevilla 2012

http://www.labienal.com/ediciones-anteriores/1980/

Espacio publicitario