Novedades | 06 de abril de 2020

Héroes anónimos Coronavirus en Argentina: la bailarina de flamenco que se quedó varada y ahora asiste a una persona mayor

Natalia Meiriño es bailarina de flamenco. Ayuda haciéndole las compras a una persona mayor.

Se llama Natalia Meiriño y está radicada en Madrid, donde da clases de baile. Vino a visitar a su familia, pero no pudo volver. Del otro lado del océano quedaron su casa y su pareja.

Por la pandemia del coronavirus, la pareja, la casa y el trabajo de Natalia Meiriño (45) quedaron del otro lado del océano. Ella es argentina, es bailarina flamenco y vive y da clases en Madrid. A principios de marzo arribó a Buenos Aires para visitar a su familia y a sus amigos. Pero ni bien llegó comenzó a cumplir su propia cuarentena​, hasta que se aseguró de que estaba sana. Y cuando eso ocurrió, tampoco pudo salir: casi de inmediato, comenzó el aislamiento social en el país. Y no pudo regresar a España, donde la situación es mucho peor. Ahora vive con su mamá en un departamento en Palermo.

Su reacción ante la situación fue ayudar. Se enteró de que el Gobierno porteño estaba buscando gente dispuesta a hacerles las compras o brindarles contención telefónica a personas mayores. Pensó en su mamá, que tiene 78 años, y en qué pasaría si estuviera sola. Y decidió anotarse. Ahora es una de los más de 25 mil voluntarios que brindan su asistencia a quienes forman parte del grupo de riesgo frente al coronavirus. El programa se llama Mayores Cuidados

A Natalia le tocó asistir a una vecina de enfrente, una artista plástica de 70 años. Le hace las compras y se las entrega al encargado del edificio donde vive la señora, para que se las dé. "Le dije a Susana, la persona a la que asisto, que puede llamarme a cualquier hora. En mi misma manzana tengo un almacén, una farmacia, una verdulería y una carnicería, para mí no es problema buscar lo que necesite", explica. Y sostiene que lo que hace es "un pequeño granito de arena", tal vez sin darse cuenta de que con su pequeño gesto alivió la angustia de una persona que no puede salir a la calle a hacer sus propias compras

¿Por qué esa necesidad de ayudar a alguien a quien no conoce? "Veo que las redes sociales se llenaron de gente aburrida, que no tiene nada que hacer. Al mismo tiempo, hay mucha gente que necesita ayuda. No está compensado. Creo que los que podemos tenemos que dar una mano".

GS

Fuente: Clarin.com

https://www.clarin.com

Espacio publicitario