Cartelera | Nacional | 31 de enero de 2016

En Buenos Aires Flamenco y tango, dos hermanos culturales

Flamenco y tango, dos hermanos culturales

"Una triste gitana deberá decidir entre su origen, sus raíces, el amor de su gente y llevar el infamante estigma de haber traicionado su herencia: pecar por amor." Así resume la directora Marcela Rodríguez su espectáculo El pecado gitano, que se estrena hoy. "La historia -prosigue- está enmarcada en lo más íntimo de la música, de las voces y de los bailes de esos gitanos que conservan el aire de sus ancestros a pesar de que el entramado transcurre en los arrabales porteños, en el empedrado, en el conventillo, en un Buenos Aires de principios del siglo XX."

Bailarines y músicos son los encargados, a través de sus típicos instrumentos (la guitarra, el cajón, las castañuelas, el taconeo, las palmas y esas voces roncas que parten de lo más profundo del alma), de escenificar este retrato que, según la directora, "parte del hambre y de las guerras que crearon una corriente inmigratoria proveniente de Europa, y que tuvo como destino las tranquilas aguas del Río de la Plata. Todo tipo de culturas confluyen, conviven, se diferencian y se asemejan. Las migraciones internas, del campo a la ciudad, crean un nuevo grupo cultural: el tango, el malevo, el compadrito y todos esos personajes que poblaron los suburbios porteños".

El flamenco tiene, casi desde siempre, un lugar de privilegio en los escenarios locales. Pero en El pecado gitano todo se combina para acercarlo a un tiempo pasado de Buenos Aires. "En este panorama -apunta Rodríguez- los gitanos se hacen ver. Su música y su baile florecen, y se destacan entre los demás y es éste, el flamenco, el que influye enormemente en nuestra cultura, principalmente en el tango. Entre ambos estilos musicales existe una mutua influencia y algunas semejanzas en sus características musicales. Incluso hay quienes dicen que el tango es uno de los estilos básicos del flamenco."

Viernes y sábados, a las 21 hs y domingos, a las 20 hs

Leer más

 

Por Adolfo C Martínez

Buenos Aires Flamenco ® agradece a: La Nación 


Fuente: Marcela Rodríguez

Espacio publicitario