Novedades | 19 de septiembre de 2012

Autorretrato de Estrella Morente, llega cargado de emociones, sabiduría y genialidad

Estrella morente autorretrato

Estrella Morente: Autorretrato

Estrella Morente con su padre Enrique reflejado en el espejo en actitud recogida. La fotografía tomada en un camerino del Teatro Español de Madrid es la portada de Autorretrato, el nuevo disco de la cantaora flamenca que se publica el 2 de octubre de 2012. “Autorretrato es una palabra que está bien hecha. Es el reflejo de un interior”, dice Estrella.

Autorretrato es el tercer álbum de Estrella Morente y rompe un silencio discográfico de seis años, desde que en 2006 publicó Mujeres. Son 15 temas, más de una hora de música, en los que la voz de Estrella aparece serena, innovadora como siempre, contemporánea y enraizada al tiempo, capaz de pasar con la mayor naturalidad de una obra trabajada con Michael Nyman o Pat Metheny a unas sevillanas antiguas, a una habanera de Carlos Cano, a un acercamiento sofisticado a ritmos caribeños o a unas seguirillas desgarradas con la guitarra de Paco de Lucía. En cualquier caso, Estrella Morente siempre es Estrella Morente, siempre elegante, jonda, única en su manera de adentrarse en tesituras desconocidas dentro de armonías nuevas y en su capacidad de recordar recreando a Lola Flores, de cantar a San Juan de la Cruz, de adentrarse en mundos desconocidos, de arriesgar y de volar por encima del flamenco ortodoxo sin perder la esencia ni la pureza. Autorretrato es un disco emocionado, de enorme riqueza musical y llamado a ser un referente desde el primer momento, desde que se observa la portada con Estrella Morente bajo la mirada creativa de su padre.

Porque la fotografía de la portada del álbum tiene un valor simbólico colosal, es el reflejo de Autorretrato en una imagen. Enrique Morente trabajó en el disco de su hija hasta el final, casi hasta su fallecimiento el 13 de diciembre de 2010. “No hay nada en lo que no haya participado”, dice Estrella. “Estábamos horas y horas en el estudio, trabajando espontáneamente, con naturalidad, con libertad. Cada tema tiene su historia”.

Cuando Enrique Morente falleció, sólo faltaba grabar algunas voces definitivas. Otras ya estaban grabadas, como es el caso de Adagio. Mientras Estrella estaba de gira, su padre se metía en el estudio para facilitar el camino. Grababa las voces de referencia, palmas, teclados… A su regreso, Estrella cantaba muchas veces encima de la voz de Enrique. “En este disco soy más yo que nunca porque es la vez que más he delegado en mi padre” afirma Estrella, que se confiesa en un momento “emocionalmente muy débil”. Es el aliento morentiano el que recorre las canciones de Autorretrato, el corazón del padre que se tiende como un manto sobre la artista que continúa con su legado. Es el recorrido hacia la libertad de Estrella impulsado por Enrique Morente. “Es una creación artística con vivencia musical. Como si mi padre me hubiera dejado en una isla para buscar una manera nueva, un renacer”, continúa Estrella. “No está hecho desde la pena sino desde la alegría. Comenzó con una ilusión, abierto a la música, al arte, a la libertad. Es un disco de expresión, de afición y de sentimiento”.

La gestación de Autorretrato comenzó hace mucho tiempo. Estrella Morente lo marca con precisión: “Cantaba en Londres y vino Michael Nyman a verme. Estaba parado en la puerta, con sus discos. Me los dejó y sentí una química tremenda. Había una pieza que tenía 30 años: el Réquiem. Yo me voy a un libro de San Juan de la Cruz y encuentro el poema más maravilloso que se pueda leer. Encajaba perfectamente. Fue un encuentro musical directo. Michael Nyman es un personaje extraordinario. Con una gran emoción escuchó su pieza, a la que yo había puesto texto, tomándose un gazpacho frente a La Alhambra y, generosamente, dijo creer su obra inacabada”.

Fue el comienzo de Autorretrato. Nyman entregó su música a Estrella para que hiciera lo que quisiera y Enrique Morente escuchó a su hija cantar un pregón del Niño de las Moras, cantaor malagueño nacido en 1886. “Se enamoró de ese pregón y se lo enviamos a Michael para que lo orquestase. Es el tema que abre el disco. No se ha vuelto a tocar”, dice Estrella.

Los temas comenzaron a surgir espontáneamente y Estrella Morente se lanzó a la aventura de componer. Suyas son muchas letras y músicas del álbum. “Compongo por curiosidad, me gusta hacer de todo: cantar, pintar, bailar, cocinar… Sin ninguna ambición. Mi padre impulsaba mi personalidad, me reconducía, me sentaba y me decía: ‘Esta letra es tuya ¿no? Debe tener un sentido’. No dejaba una palabra gratuita, ni mal pronunciada. Te quitaba el romanticismo innecesario de un plumazo. No frenó mi expresión”, dice la cantaora. “Expresé lo que tenía y mi padre me dio la libertad. Este sentimiento artístico me llevó al autorretrato”.

Además de Michael Nyman, en el álbum también han dejado su impronta músicos fundamentales. Como Pat Metheny, que actuó con Enrique Morente en el Palau de la Música de Barcelona en julio de 2008. “Vino a casa a trabajar. ‘Sacad lo mejor de la cocina y lo mejor de vosotros mismos que viene mi amigo Patricio’ decía mi padre” comenta Estrella, que en los ensayos Morente-Metheny se encaprichó de un tema. “Todo fue tan mágico…Pat es un hombre de corazón, un hombre grande. ‘Quiero ir a mi casa de Granada’ suele decir”, continúa Estrella. “Me costó mucho trabajo que mi padre me confesase que la letra era suya. Fue una de las últimas cosas que escribió y creo que es un mensaje para mi madre, es un lenguaje especial que tenían ellos y que sólo ellos comprendían. Lo que pasa es que mi madre nos ha descifrado algunos secretos”. Enrique Morente grabó las voces de referencia en Find Me In Your Dreams (En tus sueños) (el tema que toca Metheny) y luego Estrella (“Una de las voces más bonitas del mundo”, según el guitarrista) grabó encima.

En el álbum también están guitarristas de la talla de Paco de Lucía, Tomatito y Vicente Amigo. “Son tres genios, estandartes del flamenco, las columnas y cimientos de nuestro género ahora mismo en la guitarra, aunque faltan algunas. No es fácil tener la suerte de rozarlos y poder contar con ellos, con su música y su amistad”, dice Estrella. Los tres tocan en temas con una intensísima carga emocional. Las seguirillas que toca Paco fue lo primero que grabó Estrella tras la muerte de su padre y se hicieron en una única toma, en pleno llanto. Vicente Amigo toca en La habanera imposible y En un sueño viniste, la canción que Estrella le susurraba a su padre en el hospital, la última canción que escuchó Enrique Morente. La Habanera fue la canción que Enrique le pidió a Estrella que hiciera en el Teatro Isabel La Católica, cita a la cual él debió acompañarle, y esta fue la copla con la que le despidió una semana después en el mismo escenario. Autorretrato está recorrido por grandes músicos como Ketama, que acudían a la llamada de Enrique Morente. “Él mandaba unas pautas para que trabajasen con libertad. Delegaba mucho pero con ese material hacia maravillas y, sobre todo, disfrutaba de la frescura que los demás le aportaban”, dice Estrella.

Tras la muerte de Enrique Morente, Estrella se quedó sola en el estudio. “Este disco ha sido una metamorfosis pero al revés; es decir no de gusano a mariposa sino al contrario”, continúa Estrella. “Empecé pregonando al aire y con los brazos abiertos y acabé cantando por seguirillas encogida como una algarroba”. Para poder continuar, grabar las voces definitivas y acabar la obra, llamó a Isidro Muñoz. “Hay que respetar mucho lo que ha hecho Isidro porque ha sido muy difícil”, continúa Estrella. “Ha llevado el barco a puerto. Tenía un tesoro a bordo pero estaba perdido en el mar”. Es Autorretrato, 15 canciones que son 15 historias que explica la cantaora:

PREGÓN DE LAS MORAS
“Mi padre recuperó el pregonar, la palabra flamenca cantada. Le mandó a Michael Nyman este pregón y fue un regalo”.

FERNANDO CAMISA (SEVILLANAS)
“Mi padre llamó a Alfredo Lagos para imprimir otra vez ese sabor antiguo que no quería que se perdiera. Son letras antiquísimas con un color añejo y diferente. También quería que tocase los palillos y lo hice. Hacía mucho tiempo que una cantaora no tocaba los palillos y antes se hacía mucho. No es cuestión de ser la única, sino de que no se pierda”.

LA HABANERA IMPOSIBLE
“Es de Carlos Cano. Mi padre últimamente me pedía que la cantara en los conciertos, incluso cuando estaba en el hospital. Se la encargó a Vicente Amigo, como En un sueño viniste”.

LA ESTRELLA
“Un tema emblemático para mi padre y un regalo que me pidiera que lo cantara. Encargó el arreglo a Ketama porque a él se la toco Pepe Habichuela, padre de Josemi, y formaron un escándalo. Fue una canción que hablaba de libertad, de nuevos caminos y nuevas luces en tiempos de represión. Hoy es sólo un canto y un recuerdo a esa lucha por la libertad”.

TANGOS TOREROS
“Otro tema mío por tangos musicado por Antonio, Josemi y Juan Carmona. Es una unión y un reconocimiento en agradecimiento al arte sublime del toreo que, a pesar de los contratiempos, sobrevive como uno de los espectáculos con más historia. Estos tangos están inspirados en una noche mágica que sucedió en Málaga y donde las olas del mar llegaron empujadas por los duendes hasta el ruedo de La Malagueta y se llevaron a su torero a hombros hasta la orilla del Mediterráneo”.

COMO LA CORRIENTE (BULERÍA)
“Son letras creadas en momentos mágicos de mi vida unidos al toreo y que canté por primera vez de manera casi improvisada en Nueva York. Con la guitarra de Isidro Muñoz y la gente de Jerez, mi padre quería recrear el clima de Mi cante y un poema, mi primer disco con ellos”.

CANCIÓN DEL BEMBÓN
“Es un regalo que, en los primeros dibujos de creación del disco, mi padre me diera la libertad de incluir y trabajar sobre temas míos. Bembó lo compuse con Montoyita pensando en el dramático viaje de los emigrantes en patera y en agradecimiento a mi país por haber sido tan generoso y por haber recibido a mucha gente con todas sus consecuencias, buenas y malas. Es una reivindicación a los derechos humanos. Lo toca Montoyita, como A Lola”.

A LOLA (SEVILLANAS)
“Un homenaje a Lola Flores, a su familia y a uno de sus guitarristas, mi abuelo Montoyita. Es un guiño a la sevillana y a la magia del sur”.

BULERÍA DEL AMADO
“Mi padre se la encargó a Tomatito y ha sido un enorme regalo cantarlas con esa magistral guitarra. Es una bulería con un texto importante de San Juan de la Cruz, la cual requería un coraje y una profundidad digna de la guitarra del gran Tomatito ”.

CUBA-CÁI
“Mi padre dibujó esta unión cubano-flamenca recordando las letras de sus maestros antiguos. En este viaje rememora los rumbos y los cantes traídos en los barcos del Malecón a Cádiz y a la inversa. Es un homenaje a su venerado maestro Pepe de la Matrona y a su admiradísima Celia Cruz. Le encargó este tema al gran músico Alain Pérez y a su genial banda, dándole la máxima libertad para recordar a su Cuba más profunda”.

EN UN SUEÑO VINISTE
“La letra es de Al Mutamid, la música es de Enrique Morente y el tema es de una riqueza musical y de una sensibilidad avasalladora. Para mí resulta casi premonitoria, ya que es la canción que yo le cantaba al oído a mi padre, con un pañuelo en los ojos, mientras desaparecía”.

FIND ME IN YOUR DREAMS (EN TUS SUEÑOS)
“Un sueño que me ha hecho vivir mi padre junto a Pat y su familia. La gente grande está ligada a la sensibilidad. El texto de este tema es una nota de mi padre hacia mi madre, hablando en un lenguaje que sólo ellos conocen. Refleja el amor más allá de la eternidad”.

SEGUIRILLAS DE LA VERDAD
“A mi padre le hacía mucha ilusión que Paco me tocara por seguirillas en este disco. Llegamos a enmaquetarla, a seleccionar las letras, los cantes, Paco la escuchó y me prometió que pronto le metería la guitarra. El genio cumplió la palabra dada a su amigo y a mí me tocó cantarla rabiando. No… si al final va a ser verdad que para cantar por seguirillas hay que pasar fatigas”.

LE DI A LA CAZA ALCANCE (RÉQUIEM)
“Este regalo de Michael Nyman se fraguó en Londres, donde tuve la suerte de que apareciera en mi camerino y me entregara su música. Un día, mi poema favorito de San Juan de la Cruz se coló en su creación musical y en una visita a casa, aprovechando que yo ayudaba a mi madre a hacer un un gazpacho, mi marido, Javier Conde, le enseñó mi osadía. Nos regaló el tesoro de decir que esa obra cerró una etapa y que ahora sentía que estaba incompleta. Así nació el tema, gracias a su generosidad”.

ADAGIO
“Es una de las piezas acabadas por Enrique Morente. Mi padre estaba inmerso, a la vez, en la creación de la música de Fedra de Miguel Narros, en la que yo me vi afortunadamente involucrada, y como los trabajos se iban mezclando e impregnando unos de otros, mi padre se encontró con este cante que después desarrolló en un viaje atrás en el tiempo por soleares. Él se metió en el estudio y marcó con sus palmas, sus palillos y un humilde teclado algunos cantes que yo debía hacer cuando llegara, porque además, según él, era muy importante que los conociese. Hay frases milenarias, como ‘alma, vida y de los dos’. Me contaba que los cantaores antiguos la utilizaban, a veces, de muletilla en medio de las letras de los cantes. Le convencí para que dejase algunas letras que me había hecho como referencia. Un documento único, porque no se puede cantar mejor por soleá que canta Enrique Morente”.

Son las canciones de Autorretrato comentadas por Estrella Morente. “Este disco está hecho desde la alegría y la afición a la música, no desde la tragedia que arrastró con él y con todo. Es un disco producido por Enrique Morente desde el principio y hasta el final”, dice la cantaora.

Es lo nuevo de Estrella Morente, nacida en 1980 en Granada y criada en el Sacromonte granaíno, hija del maestro Enrique Morente y de la bailaora Aurora Carbonell, sobrina de Antonio Carbonell y José Carbonell y nieta del guitarrista Montoyita. Inmersa en este ambiente, a los siete años cantó acompañada por la guitarra del maestro Sabicas y a los 16 debutó en la Gala de presentación de los Campeonatos Mundiales de Esquí Alpino en Sierra Nevada (Granada).

Tras pisar escenarios con Chano Lobato, Juan Habichuela o Cañizares, emocionar después a Peter Gabriel, trabajar con el director Carlos Saura y consagrarse en el espectáculo Huellas de la Argentinita en 1997, en 2001 debutó en el mundo discográfico con el álbum Mi cante y un poema, producido por Enrique Morente y que contenía temas como A Pastora, Coquinas, La noche, Alcazaba, Peregrinitos… Grabado en Granada, Cádiz y Madrid, fue lanzado en todo el mundo a través del sello Real World de Peter Gabriel y significó una conmoción dentro del mundo del flamenco, alcanzando el Disco de Platino.

Después, Estrella Morente editó Calle del Aire, un álbum ecléctico, heterodoxo y fresco, con canciones como Caracol, Los cuatro muleros, Salve gitana del Sacromonte y algún villancico como Noche de paz. Con su segundo álbum alcanzó el Disco de Oro y significó la consagración internacional de la cantaora, que rompió las barreras del flamenco encandilando a todo tipo de públicos, rendidos ante su joven sabiduría, elegancia y especial sensibilidad.

En 2006, Estrella Morente colaboró con Pedro Almodóvar en la película Volver cantando el célebre tango de Carlos Gardel. Ese mismo año, y tras un lustro de silencio discográfico, aparecía Mujeres, una colección de temas inspirados por personajes femeninos queridos por Estrella y bajo la batuta protectora de Enrique Morente. Son canciones que marcaron a la artista a lo largo de toda su vida, con títulos como Taranta, Tangos de Graná, Zambra, La noche de mi amor, Vuelvo al sur y una versión del Ne me quitte pas de Jacques Brel. Con Mujeres, que también fue Disco de Oro, Estrella Morente actuó en todo el mundo para, después, montar el espectáculo Pastora 1922 que asombró a todos (desde Billy Cobham a Hugh Grant) a su paso por Londres. Este homenaje a la Niña de los Peines se publicó en DVD en 2007 con el título de Casacueva y escenario y contiene el concierto completo que se realizó en el Patio de los Aljibes de la Alhambra de Granada, el mismo lugar en el que se celebró el Primer Concurso de Cante Jondo, evocando aquella legendaria noche de junio de 1922, en la que Federico García Lorca, Manuel de Falla y Andrés Segovia se reunieron en Granada para escuchar a la Niña de los Peines.

Ganadora del Premio de la Música 2006 al Mejor Álbum Flamenco, Estrella Morente fue la voz del tema central de Chico & Rita (la película de Fernando Trueba y Javier Mariscal), ha conseguido el Premio Ondas a la Mejor Creación Flamenca y ha estado nominada al Grammy, entre otros reconocimientos que avalan una carrera única y ejemplar, la cual le ha llevado a pisar teatros nacionales e internacionales, lugares de América (como Nueva York y Miami), Eslovenia, Francia, Inglaterra, Chile, Brasil, Bulgaria, Italia y, por supuesto España de norte a sur, actuando en los festivales y ciclos más importantes y colgando el cartel de “No hay entradas” en las taquillas. Una trayectoria que ahora continúa con Autorretrato, un álbum en el que la música se eleva envolviéndonos en sentimientos y emociones para convertirse, como dice Estrella Morente, en el “reflejo de un interior”.

 

Buenos Aires Flamenco ® agradece a : ESTRELLA MORENTE y EMI Music Spain

 

Fuente: EMI Music Spain

http://www.emimusic.es

Espacio publicitario